El crowdfunding es de las formas de inversión que más ha crecido en los últimos años, y no es de extrañar. Es un modelo novedoso, que permite invertir directamente en proyectos que no cotizan en bolsa y ofrece una serie de ventajas que lo hacen muy rentable, aunque por supuesto no está exento de riesgos.

En este artículo repasaremos las bases de qué es el crowdfunding, qué ventajas tiene invertir en crowdfunding y cuáles son los modelos típicos de este tipo de inversión.

 

¿Qué es el crowdfunding?

 

El crowdfunding es una forma de financiación colectiva en la que se juntan pequeñas inversiones, normalmente de forma online, hasta llegar al total necesario para financiar el proyecto.

Los proyectos que se pueden financiar por crowdfunding son muy variados, y cada uno ofrece recompensas y rentabilidades distintas para los inversores que hayan participado haciendo micromecenazgo.

 

Ventajas de invertir en crowdfunding

 

  1. No es necesaria una gran inversión: Este es quizá uno de los puntos más atractivos de este modelo. Mientras en otro tipo de inversiones es necesario desembolsar gran cantidad de dinero, el crowdfunding permite que cada usuario invierta lo que quiera, obteniendo un beneficio acorde a la cantidad invertida. En algunos sectores, como la inversión inmobiliaria, supone una verdadera revolución, ya que de otra forma sería imposible invertir en este mercado sin contar con un gran capital.
  2. Beneficios elevados: Siempre dependerá del tipo de proyecto, pero invertir en crowdfunding suele aportar un retorno de inversión considerablemente superior a otros mercados financieros más tradicionales.
  3. Más control: Al tratarse de un proyecto que apoyamos de forma directa, siempre hay disponible mucha más cantidad de información que en inversiones más tradicionales. Esto nos permite ser más conscientes de los beneficios y riesgos de nuestras inversiones. En muchos casos, incluso podremos contactar directamente con el promotor y le podremos hacer las preguntas necesarias para estar seguros de si queremos invertir o no.

 

Tipos de inversión en crowdfunding

 

Hay muchos modelos distintos para invertir en crowdfunding, cada uno con su forma de funcionar y particularidades:

  1. Crowdlending: Consiste en prestar una cantidad de dinero para un fin concreto a través de un portal especializado. El capital prestado será devuelto con un porcentaje de interés acordado previamente.
  2. Equity crowdfunding: Consiste en comprar participaciones accionarias directamente en un proyecto o empresa, dando derecho a percibir dividendos de ese proyecto. Suele ser un modelo muy utilizado por startups para obtener financiación. Es el tipo de crowdfunding más regulado por la ley, y las personas que participen en estos proyectos son considerados inversores.
  3. Crowdfunding de donaciones: Consiste en apoyar proyectos sin ánimo de lucro. No es un modelo nuevo de financiar proyectos sin ánimo de lucro, ya que las donaciones siempre se han hecho en forma de pequeños aportes de dinero por muchos usuarios, pero el punto diferencial con las donaciones tradicionales es el uso de internet y la tecnología para llevarlas a cabo.

 

Crowdfunding inmobiliario

 

El crowdfunding inmobiliario es un tipo de crowdlending en el cual los usuarios respaldan una promoción inmobiliaria a cambio de recibir un porcentaje de los beneficios cuando la operación se complete.

Comparándolo con otros tipos de inversión en crowdfunding, el crowdfunding inmobiliario tiene la particularidad de que las operaciones suelen tener un tiempo limitado, normalmente de unos pocos meses, en comparación a invertir en una empresa, lo cuál aportará beneficios espaciados a lo largo del tiempo.

El crowdfunding inmobiliario ofrece rentabilidades elevadas, normalmente alrededor del 10% de media. Esta alta rentabilidad sumada al tiempo corto de duración de las operaciones, hacen que sea una de las opciones de inversión en crowdfunding más interesantes en el mercado actual.

Deja un comentario