La última década ha supuesto un cambio en la economía mundial, con la digitalización y globalización de la misma. Sin embargo, en el ámbito inversor, las inversiones tradicionales siguen imperando. Poco a poco se han ido haciendo hueco y renombre las inversiones alternativas, pero siguen habiendo clichés, hay una percepción de inseguridad y burbuja muy alejada de la realidad. 

 

Dichas inversiones han surgido como respuesta a la escasa rentabilidad de las tradicionales (auspiciado por los tipos de interés bajos de los últimos años) y los cambios y oportunidades que ha traído la tecnología. Las inversiones alternativas reciben dicho adjetivo puesto que se focalizan en opciones de inversión distintas a las tradicionales (bonos, acciones, depósitos, fondos, deuda soberana, etc).

 

Características de las inversiones alternativas

 

Las características fundamentales son:

 

  • Por un lado, la elevada variedad, los activos que tratan son muy diversos y de muy variable riesgo, el rango va desde crowdfunding o renovables hasta domainer (compra-venta de dominios de internet) o incluso inversión en arte y joyas.

 

  • Normalmente son activos muy ligados a la tecnología, o bien creadas o gestionadas por startups tecnológicas. Es por ello que generalmente están menos restringidas y legisladas. También hay inversiones alternativas con activos más tradicionales, como el real estate o hedge funds.

 

  • Además, al no ser activos tradicionales, están menos ligados a variaciones del mercado como cambios de tipo o movimientos de bolsa. Hay una baja o nula correlación con los activos tradicionales (como bonos o sector bursátil). 

 

  • Otra característica es su mayor accesibilidad, por un lado porque muchas veces el proceso de inversión es simple y a través de internet. Además, generalmente son inversiones que no requieren del capital tan elevado que exigen las tradicionales (crowdfunding desde 50 euros o menos).

 

  • Mayor diversificación, al hablar de menores cantidades y gran variedad de activos, el atractivo es evidente, puesto permite tener una cartera diversificada de inversión en una multitud de activos, minimizando el riego, particularmente en plataformas de crowdfunding.

 

Tipos de inversiones alternativas

A continuación, aparece un listado de ejemplos de inversiones alternativas o activos alternativos:

 

    • Bienes raíces y todas sus derivaciones
    • Crowdfunding (dependiendo del activo que financien)
    • Productos básicos (oro, plata, platino, paladio, café, cacao, azúcar… )
    • Domainer
    • Tierras de  cultivo
    • Propiedad intelectual 
    • Arte y coleccionables
    • Capital privado
    • Hipotecas privadas suscritas 
    • Hedge Funds
    • Venture Capital

    Inversiones alternativas y Prop-tech

    En el apartado de tipos de inversión, es de obligada mención el mundo proptech (start-ups inmobiliarias), que está en expansión global hoy en día. Las proptech son una doble combinación de inversión alternativa, es por ello que es de las inversiones más rentables.. Por un lado, porque trata de activos inmobiliarios, alejado de los tradicionales, y por otro, al combinar dichos inmuebles con elementos tecnológicos o digitales, como en Brickbro, que financiamos nuestras operaciones e inmuebles por crowdlending (un crowdfunding inmobiliario por préstamo).

     

    ¿Son rentables las inversiones alternativas? Pros y contras

    ¿Es atractiva la inversión alternativa? Si, las inversiones alternativas, al tener la baja correlación mencionada previamente, se convierte en una herramienta muy útil para diversificar la cartera y protegerse frente a las variaciones y volatilidad de los activos tradicionales, como la renta variables o incluso la fija, que está en números mínimo por la compra masiva de bonos (quantitative easing) promovida por el BCE.

     

    Es una inversión que está en aumento y es cada vez más buscada por grandes y pequeños inversores, al estar más adaptada a la economía actual, globalizada y tecnificada. Aporta una gran variedad de activos, con generalmente mayor rentabilidad que la tradicional. No resulta sorprendente, por tanto, que la inversión alternativa sea tendencia actualmente, y cada vez con mayor capital y énfasis, porque estará muy ligada a nuestro futuro.

Deja un comentario