El sector inmobiliario es una de las actividades económicas más antiguas pero se está transformando a marchas forzadas debido al empuje de las start-ups.

 

Esta es la realidad del sector inmobiliario, que en los últimos años ha experimentado una digitalización acelerada que ha cambiado la manera en la que las personas compran, venden o alquilan una vivienda.

 

 

Tenemos que acostumbrarnos a compartir espacios.

 

 

El cambio de paradigma, como suele ser habitual, no ha venido de la mano de las compañías tradicionales del sector, sino de empresas emergentes, como Brickbro, que han irrumpido con mucha fuerza. 

 

Cada vez hay más personas en las ciudades pero las urbes no pueden crecer indefinidamente. La tendencia es inevitable, tenemos que acostumbrarnos a compartir espacios.

 

En el 2050 siete de cada diez personas vivirán en las zonas urbanas, un 12% más que en la actualidad. Esta situación empujará los precios del alquiler todavía más al alza, y esto no hará más que acentuar la escalada de las rentas en ciudades como Barcelona (el precio del alquiler ha aumentado un 45% desde 2013), Madrid (30,7%) o Valencia (42,7%).

 

Aunque España sigue siendo uno de los países europeos con menos vivienda de alquiler, lo cierto es que arrendar es una opción que se va abriendo paso. Si a esto le añadimos que las grandes urbes compiten por el mejor talento y eso incentiva la movilidad internacional de los trabajadores.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario