¿QUÉ ES EL CROWDLENDING?

 

El crowdlending, también conocido como peer-to-peer lending, es un tipo de crowdfunding que consiste en la financiación de proyectos o empresas por parte de un conjunto de inversores, ya sean empresas o privados, y dichos inversores obtienen a cambio una rentabilidad.

 

Se asemeja, por tanto, a un préstamo, al haber una cantidad prestada/invertida, con un plazo establecido y una rentabilidad prometida, pero es online, directo, mucho más rápido y eficaz y sin bancos de por medio. Es decir, va directo al consumidor final, se salta al intermediario bancario, con los beneficios en rapidez y coste que eso conlleva. Por tanto, es un préstamo, pero tiene carácter o se puede decir que es una inversión, al haber un riesgo asociado de fallida.

 

¿ES RECOMENDABLE?

 

Mediante esta práctica, los empresarios o individuos que recurren al crowdlending, obtienen una financiación más atractiva que al recurrir, por ejemplo, a entidades bancarias, donde la fiscalización y presión puede resultar perjudicial. En este caso, es el que acude a financiarse el que pone los parámetros del préstamo, el interés que ofrece y plazo. Además, el empresario o individuo con un proyecto, al financiarse en una plataforma online, su empresa o proyecto obtiene marketing y reconocimiento gratis. 

 

El prestamista o inversor, puede por su lado, obtener una rentabilidad a sus ahorros muy atractiva, en la gran mayoría de casos con intereses superiores al 15% (depende del riesgo), muy por encima de lo que ofrece la renta variable o fija. En el caso de Brickbro, ofrecemos un 16% de rentabilidad media esperada.

 

 Además, es una buena manera de diversificar una cartera de inversión. Es una inversión rápida y online, se puede hacer en minutos y sin complicaciones, mientras que inversiones de otro tipo llevan complejos cuestionarios y formularios que ahuyentan al inversor.

 

TIPOS

 

Dentro de la definición previa de crowdlending, caben varios tipos, destacan: 

 

  • Préstamos personales: estos fueron los precursores y gozan de mucha fama en países como Estados Unidos, con webs especializadas como Prosper o Lending Club. En estos préstamos, individuos o entidades acuden a financiación colaborativa en busca de crédito, dependiendo de la plataforma y tu historial crediticio, así como otras variables, se da un interés y plazo. En general, la flexibilidad es su mayor ventaja, al cargarse, como Ebay u otras, al intermediario (el banco).

 

  • Préstamos empresariales: es el que impera en Europa y presenta mayor crecimiento y potencial. Las empresas piden financiación para ella misma o proyectos. Es el caso de Brickbro, donde acudimos al crowdlending para financiar nuestras operaciones inmobiliarias, ofreciendo un interés muy atractivo en plazos de menos de 12 meses. Las principales ventajas para las empresas son el tipo de interés, la rapidez de financiación y mayor flexibilidad en crédito y parámetros. 

 

  • Hay varios tipos más de crowdlending, con éxito variable. Entre ellos los “student loans” americanos, es decir, préstamos estudiantiles, acudiendo a plataformas (SoFi o CommonBond) en vez de bancos o el gobierno, que son más flexibles, por ejemplo en casos de desempleo, suspendiendo el pago durante hasta 12 meses. También, hay crowdlending hipotecario o incluso préstamos para compra de coches, todos estos primordialmente en Estados Unidos.

 

CROWDLENDING EN ESPAÑA

 

En España, el sector de crowdfunding está en expansión, particularmente el del crowdlending. La financiación participativa alcanzó en 2018 un total de 418 millones de euros, una variación del 62% respecto al año anterior, de acuerdo con el Informe Anual del Crowdfunding. El crowdlending recaudó el año pasado más de 155 millones de euros, confirmando su hegemonía como el tipo de financiación participativa que más recauda en España. 

 

Hay cada vez más plataformas de crowdlending en nuestro país, entre las que destaca:

 

  • MytripleA: Es una plataforma nacida en 2013, y desde entonces ha invertido casi 65 millones de euros en empresas, y cuenta con cerca de 5.000 inversores registrados. El ticket mínimo es de 50 euros y un plazo menor a 3 años, con rentabilidades en torno al 4%.
  • October: Conocida previamente como Lendix, está especializada en financiación alternativa a Pymes. Las inversiones son generalmente más a largo plazo que otras plataformas, con un retorno medio cercano al 10% e inversiones con ticket mínimo de 20 euros. 
  • Grow.ly: Su objetivo es hacer crecer la economia real con proyectos que creen puestos de trabajo y sean sostenibles. Han financiado ya más de 20 millones de euros.
  • Brickbro: Su objetivo es democratizar el acceso a las oportunidades de inversión inmobiliaria. Ha financiado en tan sólo un año más de 1 millón de euros, con retorno medio de 16% y un ticket mínimo desde 50€.

Deja un comentario