El ITP que debes pagar por comprar una vivenda

Marketing

Una de las primeras dudas que aparece al adquirir una vivienda es qué impuestos tendremos que pagar por esta adquisición y quién los deberá pagar. Tanto la compra como la venta de un inmueble se traducen en un incremento en el patrimonio, ya sea económico o inmobiliario.  

Entre los impuestos que se pueden pagar en los procesos de compraventa de inmuebles está el  IVA (Impuesto sobre Valor Añadido), el AJD (el impuesto de Actos Jurídicos Documentados) y, en el caso de las viviendas de segunda mano, el ITP (Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales). 

En el caso de los locales comerciales, los impuestos pueden variar dependiendo de si el bien es de primera o segunda transmisión. Si se trata de un bien de primera transmisión, debemos abonar el IVA, fijado en el 21%. En el caso de que se trate de un bien de segunda transmisión, se deberá abonar el Impuesto sobre Transmisiones (ITP) que varía en cada Comunidad Autónoma.

En el blog de hoy nos centraremos en uno de ellos, el Impuesto de Transmisiones  Patrimoniales. 

¿Qué es el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales? 

El ITP es un tributo que afecta a todos los sujetos que realizan operaciones donde es necesario  pactar un precio para adquirir determinados derechos sobre el patrimonio de una persona física  y jurídica. Se trata de un impuesto indirecto, ya que grava el consumo y las transacciones  económicas. Por otro lado, es un impuesto nacional cedido a las comunidades autónomas, por lo  que deberá ser abonado en la delegación de Hacienda de la región correspondiente.

¿Cuándo y quién debe pagar el ITP? 

El sujeto que deberá asumir el pago de este impuesto es siempre el que recibe los derechos de  patrimonio. En el caso de una venta, debe ser abonado por el comprador, se debe ingresar en la delegación de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, de la comunidad dónde se encuentre ubicado el inmueble. El tiempo para saldar este impuesto es de 30 días hábiles desde  la transmisión de estos derechos. 

¿Cómo se calcula el ITP? 

Una vez que sabemos qué es el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, quién debe  pagarlo y cuándo, es necesario ver cómo calcularlo. El ITP se obtiene multiplicando la base imponible (importe total de la operación) por el porcentaje que aplique cada autonomía.  

Es importante recordar que el pago de este impuesto, es distinto entre comunidades autónomas. Son las mismas Comunidades Autónomas las que fijan diferentes porcentajes al ITP.  La idea de que cada una posea este poder sobre los tipos impositivos deriva de una necesidad de incentivar la compra de inmuebles en algunos territorios.  

En ocasiones, las regiones ofrecen un porcentaje reducido si se cumplen una serie de  condiciones: familia numerosa, si el comprador tiene una discapacidad, compradores menores de 35 años, entre otras. Estas reducciones varían entre Comunidades Autónomas por lo que tendremos que consultarlas en cada caso. 

Nos centraremos en los casos de Cataluña, Madrid y la Comunidad Valenciana. 

Cataluña 

En el caso de Cataluña, el porcentaje de tipo aplicable en la base imponible del ITP es del  10% para aquellas personas que decidan comprar una vivienda de segunda mano. No obstante, si se trata de operaciones con viviendas de protección oficial, el porcentaje a aplicar sería del 7%, mientras que si es una familia numerosa la receptora de la operación, solamente tendrá que pagar el 5%. Los requisitos que se deben cumplir para poder disfrutar del tipo reducido son: 

a) Vivienda habitual de un joven. El sujeto no supere los 32 años y la declaración de la renta del año anterior no sea superior a 30.000 € 

b) se trate de una familia numerosa. Consideraremos familia numerosa aquélla que tiene tres o más hijos, o bien aquélla que tiene dos hijos y al menos uno de ellos tiene una disminución o está incapacitado para el trabajo. La suma de las bases imponibles totales, menos los mínimos personales y familiares, de los miembros de la unidad familiar en el impuesto sobre la renta de las personas físicas no tiene que exceder de 30.000 euros. Esta cantidad se tiene que incrementar en 12.000 euros más por cada hijo que supere el número de hijos que la legislación vigente exige para tener la condición de familia numerosa.

c) en el caso de una persona con discapacidad, el grado de minusvalía tiene que ser igual o superior al 65%. La suma de las bases imponibles totales, menos los mínimos personales y familiares, de los miembros de la unidad familiar a los efectos del impuesto sobre la renta de las personas físicas no puede exceder los 30.000 euros. La circunstancia de minusvalía tiene que concurrir en el contribuyente o en alguno de los miembros de su unidad familiar.

d) Familias monoparentales

El sujeto pasivo debe formar parte de la familia monoparental. La suma de las bases imponibles totales, menos los mínimos personales y familiares, correspondientes a los miembros de la familia monoparental en la última declaración del impuesto sobre la renta de las personas físicas no debe exceder los 30.000 euros. Esta cantidad se incrementa en 12.000 euros por cada hijo que exceda del número de hijos que la legislación vigente exige como mínimo para que una familia tenga la condición legal de familia monoparental de categoría especial.

Madrid 

En la Comunidad de Madrid, el tipo de aplicable con carácter general que deberá pagar el sujeto pasivo del impuesto será del 6%. En el caso de tratarse de una familia numerosa, y cumplir los siguientes requisitos; el tipo de gravamen será del 4%:  

a) sujeto pasivo con la condición de familia numerosa,  

b) la vivienda se adquiera para constituir la vivienda habitual de la familia numerosa,  

c) en el caso de que la familia numerosa se traslade a una vivienda mejor y, la anterior, fuera propiedad de algún miembro de la familia; esta deberá ser vendida dos años antes o después de la compra salvo que se compre el inmueble contiguo a la vivienda habitual con el objeto de unirlas;  

d) acreditar que se es una familia numerosa. 

Comunidad Valenciana 

El tipo de gravamen general en la Comunidad Valencia es del 10%, el mismo que podemos  encontrar en Catalunya. En el caso de las familias numerosas es del 4% mientras que los jóvenes  menores de 35 años cuya renta no llegue a los 25.000 euros anuales tendrán que pagar el 8%. 

Además, el tipo de gravamen reducido del 4% se dará cuando se trate de una familia numerosa y en algunos casos en los que el sujeto pasivo presente cierto grado de discapacidad. 

Si quieres obtener más información sobre estos datos puedes consultarlo en el siguiente enlace.

Si necesitas ayuda a la hora de vender un inmueble, en Brickbro te ayudamos: llámanos al 933  42 52 42 para informarte.