Cédulas de habitabilidad para locales comerciales

brickbro

Tramitar la cédula de habitabilidad en locales comerciales es una de las mejores formas de revalorizar este tipo de inmuebles en zonas o calles poco comerciales. Esta práctica se ha vuelto muy popular en los últimos años y cada vez son más los propietarios que se animan a darle a su local un uso alternativo.

Además del cambio de uso, otras formas de revalorización efectivas son la conversión a oficinas y almacenes logísticos, pero como no podemos cubrir todas a la vez, en este blog nos adentraremos en el trámite de las cédulas de habitabilidad, qué requisitos requieren y cómo obtenerlas.

Tipos de cédulas de habitabilidad

Hay tres tipos de cédulas de habitabilidad:

El cambio de uso

Para conseguir la cédula de habitabilidad en un local comercial debemos realizar el cambio de uso, es decir, cambiar el espacio y re-acondicionarlo para que conste como una vivienda a todos sus efectos. Para esto, un arquitecto técnico tendrá que redactar un proyecto ejecutivo de las obras realizadas. Después de hacer esto, podremos solicitar la licencia de primera ocupación (cédula de habitabilidad) y re-escriturar el inmueble. 

Para que el proyecto se acepte y podamos conseguir la cédula, deberán cumplirse ciertos parámetros como por ejemplo:

Principales Limitaciones

Hay una serie de situaciones que impiden realizar el cambio de uso y convertir el local en vivienda. Dividimos éstas en varias categorías:

Costes y tiempos

El precio de una cédula de habitabilidad incluye el certificado de habitabilidad, el pago de las tasas y el precio de la tramitación. Las tasas dependen de la Comunidad Autónoma y de aspectos como el tamaño del inmueble.

A continuación, haremos una aproximación de todos los costes que hay que tener en cuenta a la hora de tramitar una cédula de habitabilidad de primera ocupación; Las tasas del ayuntamiento, la licencia de primera ocupación, el certificado de final de obra y habitabilidad visado por el colegio profesional, el registro en el catastro, la documentación anexa y tramitación de la solicitud e IVA. A esto deberemos sumarle lo que nos cobre el arquitecto para realizar el proyecto

Una vez solicitada, el plazo de emisión de la cédula ronda entre los 3 y 12 meses. Este depende completamente de la velocidad de gestión del ayuntamiento o de si el proyecto requiere presentar más solicitudes o gestiones. 

Finalmente, tendremos que presentar el proyecto al ayuntamiento y una vez se apruebe, pagar las licencias municipales correspondientes y registrar el inmueble como vivienda en el Registro de la propiedad.

Desde Brickbro, hacemos nuestras reformas siempre teniendo en cuenta todos los posibles usos que se le pueden llegar a dar a los locales. Las reformas de nuestros loft siempre se hacen con el objetivo de que el comprador pueda hacer la solicitud y conseguir la cédula de habitabilidad o hacer un uso comercial como despacho, aunque esto no garantiza de ninguna forma que el espacio sea susceptible a conseguir la licencia.